Niegan a la asesina del joven de “La Veguellina de Cepeda” ver a su hijo

Los abuelos maternos podrán visitar al niño.

Niegan a la asesina de Mataporquera ver a su hijo

Fuente: Diario Montañes -M. Á. | SANTANDER.

La guardia y custodia se concede a la tía paterna con la que el menor convive en Astorga desde que su padre murió.
Erika Alonso Madero, que cumple condena por asesinar a su expareja en Mataporquera, no podrá recibir en prisión visitas de su hijo ni comunicarse con él. La guardia y custodia se concede a la tía paterna con la que convive desde que su padre murió, pero los abuelos maternos, sin embargo, sí tendrán derecho a ver al niño.
Son las principales conclusiones de una sentencia emitida por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Reinosa, que ha estimado de manera parcial la demanda interpuesta por Antonia Fernández, hermana del fallecido -Valentín- que se ha hecho cargo del niño desde que, en mayo de 2009, Erika lo matara. La tía del menor pidió que se estableciera en su favor la guarda y custodia del niño de manera definitiva. El juez aceptó este punto, pero no así la otra parte de su demanda, ya que ella también solicitó la suspensión de las visitas y comunicaciones establecidas a favor de los abuelos maternos.
En cuanto al régimen de estancia y visitas del menor a su madre, «de la prueba practicada resulta desaconsejable en aras del interés del niño», concluye el juez de Reinosa. «El niño muestra un rechazo absoluto hacia su madre, de la que no quiere hablar y a la que no se refiere como ‘mamá’ o ‘madre’, sino por su nombre propio y como una persona ajena a él», razona la sentencia. Además, el menor sabe por qué su madre está en la cárcel, «lo que explica su oposición a tener contacto con ella», de ahí que se desestime la pretensión de Erika Alonso.
El juez piensa que debe mantenerse al menor «en su estado actual». Tiene en cuenta las declaraciones del propio niño, de las partes y testigos para observar que actualmente reside en un «entorno estable, adecuado, en el que es querido y se siente seguro, y nada se ha probado que desaconseje el mantenimiento de su vida tal y como está».
El juez, además, cree «conveniente y beneficioso» para el niño que mantenga el contacto con los abuelos maternos, que podrán ir a recogerlo al puesto de la Guardia Civil. De momento, podrán verlo una tarde de sábado cada mes durante seis meses. Luego se aumentará a dos sábados por la tarde al mes y, después de un año, «y siempre que las relaciones se hayan normalizado», podrá pasar con sus abuelos un fin de semana completo con pernocta.
Ver noticia completa: aquí
Facebook Comments

Comparte

Deja un comentario

shares
  • RSS
  • Twitter
  • Facebook
  • Instagran
  • YouTube
PATATA